Inicio / Notas / Cuando un 128 se le animó al TC 2000

Cuando un 128 se le animó al TC 2000

Sabido es que en sus albores, al TC2000 no le fue nada sencillo ganarse un lugar dentro del automovilismo deportivo local. Primero debió resistir los embates del Turismo Carretera, categoría que veía a aquella como una gran amenaza. Luego, durante los primeros tres años, tuvo la difícil misión de mejorar los espectáculos y de aumentar el parque automotor el cual, en algunos casos, no superaba la docena de autos.

Fue por eso que, para la temporada de 1983, la dirigencia permitió la participación de vehículos equipados con motores de menos de 1600 cc, lo cual se acercaba más a un Clase 2 de Turismo que a un TC2000. Uno de los autos beneficiados con esta medida fue el inagotable Fiat 128, el cual ofrecía motorizaciones de 1100, 1300 y 1500 cc. Precisamente uno de estos autos, preparado y conducido por Domingo Franco Gava en Turismo Nacional, fue reacondicionado para poder competir contra los Dodge 1500, las coupé Taunus y los Peugeot 504, entre otros.

El casco pertenecía a un modelo Europa, y mantuvo su aspecto original a excepción de la trompa, la cual fue construida con fibra de vidrio aunque respetando la línea general del vehículo, y que ofrecía un pequeño spoiler para mejorar el coeficiente aerodinámico y la tracción. En lo que respecta a la planta impulsora, se trataba de un motor de cuatro cilindros de 1300 cc levado a 1600 cc. Tanto el árbol de levas, los pistones y el cigüeñal correspondían al motor que equipaba en el continente europeo al Fiat X1/9 de 1500 cc. Las bielas eran de otra medida, más largas, y en cuanto a la alimentación del impulsor, esta corría por cuenta de dos carburadores Weber DCOE 40/40. La potencia teórica era de aproximadamente unos 174 hp, valor inferior a los casi 190/200 hp de los autos de punta de aquella época.

El peso mínimo reglamentario era de 1000 kilos; despojado de todos los accesorios, y gracias a la trompa más liviana, hubo que lastrarlo con unos 250 kilos para alcanzar la tolerancia establecida. Los frenos eran de disco en las cuatro ruedas, con los delanteros ventilados y los traseros macizos con cálipers marca FT. Las llantas, por su parte, eran de 13”. La principal ventaja del auto era su escaso peso y su tracción delantera, lo cual lo hacían apto para circuitos cortos y trabados.

En el campeonato de 1983 se presentaron cinco unidades Fiat 128 piloteadas por Domingo Gava, Horacio Varela, Jorge Guiral, Julio Pardo y Horacio Zabala. Gracias a un manejo aguerrido y a la confiabilidad de su vehículo, el tano Gava se las ingenió para sumar 19 puntos y quedar ubicado en un decoroso decimocuarto puesto final en la tabla del campeonato, siendo además el mejor auto de la marca.

Para el año siguiente la historia fue prácticamente similar, con Gava sumando 20 puntos y subiendo un puesto (13) en la clasificación final, respecto del año anterior. Pero la categoría comenzó a crecer de modo sostenido y algunos modelos comenzaron a quedar obsoletos. Los 128, los 1500 y las Taunus tuvieron que cederle lugar a los más modernos Sierra, Fuego y 505, entre otros. El Fiat 128 compitió por última vez en 1985 y los fanáticos de la marca debieron esperar hasta 1989, cuando Cocho López hizo debutar dentro del TC2000 al Regatta preparado por Osvaldo Antelo… Pero esa es una historia que nos reservamos para más adelante.

Creditos:

Nota extraida de: https://diadelsur.com/cuando-un-128-se-le-animo-al-tc-2000/ Fuente: A Todo Motor
Letras: Adrián Vernazza
Fotos: http://nikkodeportes.blogspot.es/categoria/tc2000-1983/

Mire también..

Conciencia Vial – Respetemos la calle

Para todos los amantes del Fiat 128 hoy les traemos un consejo de seguridad vial. Sabemos que a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *