Inicio / Sin categoría / Testdelayer – Fiat 128 Familiar 1973

Testdelayer – Fiat 128 Familiar 1973

La nueva rural 128. La parrilla resulta exactamente igual a la del 128 que se fabrica actualmente en Italia. El motor ha sido llevado a 1.300 cm3

Complementando su línea, Fiat incluirá a mediados del año actual la rural Fiat 128, con alguna novedad mecánica: el motor será llevado a 1.300 cm3. Además, ese motor se montará en la berlina cuatro puertas, que será a partir de ese momento la versión lujosa del 128 corriente. Para dentro de dos meses está extraoficialmente anunciado el lanzamiento de un nuevo espécimen dentro de nuestro parque automotor. Se trata de la rural giardiniera, según la lengua del Dante, Fiat 128, que ofrecerá una alternativa más a quienes quieren mantenerse fieles a la mecánica italiana pero necesitan más lugarcito para poner un hijito, dos hijitos, tres hijitos o muchos, muchos más hijitos.
Agregándose a la obvia modificación de carrocería, que mantiene su línea invariable pero adoptando el corte de rural, una nueva versión del motor 128 equiparará al recién nacido: será el mismo motor actual, llevado a 1.300 cm3. Las características de este propulsor son las siguientes: 1.290 cm, (contra los 1.116 cm3 anteriores); 67 HP a 6200 rpm; 8.9:1 de relación de compresión; torque máximo: 9 Kgm a 4000 rpm.

Paralelamente, este mismo motor se ofrecerá en una versión de la berlina cuatro puertas 128, que no reemplazará a la berlina actualmente en producción sino que será una opción que incorporará algunos detalles de lujo. De manera que para mediados de año habrá tres disponibilidades en lo que a Fiat 128 se refiere: el 128 actualmente en producción, el 128 llevado a 1300 y la rural 128. Podríamos agregar que la nueva rural, sin resultar un alarde de diseño avanzado, se mantiene dentro de líneas tradicionales pero modernas y resume el concepto de interior generoso y exterior reducido.

NOTA EXTRAIDA DE: http://testdelayer.com.ar/pruebas/fiat-128-familiar/fiat-128-familiar.htm

Publicado originalmente en la Revista Corsa Nro 366. Abril de 1973 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *